Ingredientes que usamos en nuestros productos

Los Jabones de Mi Mujer solo utilizan ingredientes de primera calidad y extracciones en frío, garantizando así la calidad de nuestros productos.

Solo enriquecemos nuestra base con mantecas y aceites naturales como los que detallamos a continuación…

Aceite de Oliva Virgen Extra

El aceite base es el aceite de oliva virgen extra que traemos de una almazara de toda la vida de la provincia de Córdoba. Es un aceite verde con un sabor exquisito y un nivel muy elevado de tocoferoles, que son los responsables de proteger nuestra piel. El aceite de oliva virgen extra es la base total de nuestro producto con ello hacemos hincapié en que no introducimos en nuestras bases ni glicerinas, ni aceites de palma y coco como la gran mayoría de las base del mercado.

Amelia flores silvestres
Aloe Vera

Aloe Vera

Aplicado externamente es anti-infeccioso, anti-inflamatorio y suavizante, favorece la cicatrización y regeneración de la piel, alivia y cura heridas, llagas, eccemas, psoriasis, golpes, dolores musculares o articulaciones, acné, manchas en la piel, etc. Alivia la irritación, el picor y las inflamaciones de la piel.

Caléndula

Caléndula

Esta planta es conocida por estar indicada en tratamientos para la piel. Contiene aceites esenciales, flavonoides, saponinas, mucílagos y sustancias amargas como la calendina. Tiene propiedades terapéuticas: anti-inflamatoria, antiséptica, cicatrizante, desintoxicante, fungicida. Las flores de caléndula están especialmente indicadas en el tratamiento tópico de afecciones diversas de la piel.

Manteca de Cacao

Manteca de Cacao

La manteca de cacao tiene propiedades contra el envejecimiento cutáneo. Además, tiene propiedades Anti-inflamatoria, nutritiva y es rica en sustancias antioxidantes. Tiene propiedades humectantes y emolientes.  Al ser un excelente humectante, es fácilmente absorbida por la piel dejándola más suave al tacto. Tiene además la propiedad de regenerar la fibra capilar dejándola suave y flexible. Todos estas aplicaciones se explican por la función anti-inflamatoria, analgésica y contra el envejecimiento que tiene la manteca de cacao. Rica en polifenoles, pigmentos naturales con actividad antioxidante. La manteca de cacao también previene el envejecimiento celular, eliminando radicales libres, por lo que se puede utilizar en fórmulas para rejuvenecer o retardar el envejecimiento de la piel.

Romero

Romero

El romero es antiséptico, estimulante, cicatrizante, fortalece el cuero cabelludo, tonifica los músculos, acne e impurezas. Del romero se utiliza las hojas y a veces las flores. Es una planta muy rica en principios activos, y considerado un relajante muscular. Fortalece el cuero cabelludo evitando la caída del cabello. Es astringente por lo que en uso diario es bueno para el acné y pieles grasas.

Té Blanco

El Poder antioxidante del té blanco ha sido descubierto recientemente como el antioxidante más potente de la naturaleza. El té blanco es más antioxidante que el té verde porque contiene tres veces más polifenoles; un potente antioxidante presente en todos los tipos de té y muy conocidos por aumentar las defensas del organismo y neutralizar la actividad de los radicales libres.

Aceite de Argán

Aceite de Argán

El oro liquido de Marruecos. Durante siglos, las tribus beréberes del suroeste de Marruecos han recurrido al aceite de argán como componente básico de su dieta y como elemento de la medicina tradicional. Contiene grandes cantidades de tocoferoles (vitamina E) casi tres veces más que el aceite de oliva. Es apreciado por su efecto anti-aging por la gran cantidad de antioxidantes y sus poderes curativos. Además tiene efectos antisépticos y fungicidas. La virtud más conocida es su capacidad de frenar la degeneración de los tejidos, regenerar la célula y como antiarrugas. El aceite de argán esta compuesto de ácidos grasos esenciales y es recomendado para pieles sensibles y con problemas.

Germen de Trigo

Germen de Trigo

El aceite de hamamelis esta compuesto de flavonoides, ácidos grasos insaturados, es antioxidante y epitelizante. Las propiedades del hamamelis derivan de la riqueza en taninos y flavonoides que le proporciona propiedades astringentes, antisépticas, anti-inflamatorias y hemostáticas. La riqueza en taninos  explica su importancia como astringente, hemostática y cicatrizante, lo que lo convierte en uno de los más eficaces protectores naturales de la piel. La calendula consigue reforzar las proteínas de la piel y prevenirlas contra las agresiones externas, resultando más resistente a la inflamación.

Aceite de Hamamelis

El aceite de hamamelis esta compuesto de flavonoides, ácidos grasos insaturados, es antioxidante y epitelizante. Las propiedades del hamamelis derivan de la riqueza en taninos y flavonoides que le proporciona propiedades astringentes, antisépticas, anti-inflamatorias y hemostáticas. La riqueza en taninos  explica su importancia como astringente, hemostática y cicatrizante, lo que lo convierte en uno de los más eficaces protectores naturales de la piel. La calendula consigue reforzar las proteínas de la piel y prevenirlas contra las agresiones externas, resultando más resistente a la inflamación.

Cera de abeja

Cera de abeja

Tiene las propiedades anti-inflamatorias y cicatrizantes de muchos de sus componentes. La cera de abeja tiene cualidades especiales, emulsificantes y buena compatibilidad con otras materias primas. La cera de abeja se obtiene dentro de los panales que las abejas construyen en el interior de sus colmenas.

Aceite de Jojoba

La planta de la Jojoba crece en zonas desérticas de California, Arizona, y norte de México. El aceite se extrae por presión en frío de los frutos y es una auténtica cera vegetal liquida e inodora. Se considera el mejor aceite sea cual sea el tipo de epidermis. En su compleja composición continúen porcentaje muy alto de cerámidas, lo que lo hace que resulte extremadamente estable al calor y a la oxidación, conservando perfectamente el paso del tiempo y manteniendo integras sus propiedades. Las ceramidas son sustancias las cuales recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Las ceramidas del aceite de jojoba  son muy similares a la de la piel y actúan allí donde se necesita, ejerciendo una profunda hidratación y reestructurando el equilibrio graso de la piel. En su composición también encontramos vitamina E, la cual elimina los radicales libres de la piel que son responsables del envejecimiento prematuro.

Manteca de Karité

Manteca de Karité

Regenerador celular natural, previene el envejecimiento de la piel y el cabello, tiene un alto poder hidratante y nutritivo para la piel, con grandes propiedades suavizantes y re-estructurantes en arrugas y estrías. Regenerador de cabellos secos y estropeados. Ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA ambientales, actuando como protector solar. Tiene una enorme capacidad para hidratar y reparar nuestra piel. Contiene un alto valor de in saponificables, estas son sustancias que favorecen la nutrición y mejoran la tonicidad y la elasticidad natural de la piel. También es rica en Vitaminas A, D, E, F y catequinas, lo que ayuda en la regeneración de la piel. Calma las pieles sensibles e irritables. Previene la formación de estrías y atenúa las existentes. Es No-comedogénico, que no obstruye poros, no produce granos, ni puntos negros.

Lavanda

Lavanda

Contiene propiedades relajantes, hipotensora, anti-infecciosa y bactericida. En la piel es antiséptico, controla la producción de grasa y estimula la circulación. Antaño se que quemaba en los cementerios, hospitales e iglesias por su propiedades antisépticas. Útil para tratar picaduras de insectos y como repelente.

Aceite de Zanahoria

Este aceite es rico en beta-caroteno, sustancia que tras ser absorbida por nuestro organismo la transforma en vitamina A. esta es esencial para el buen estado de la piel.

Esta recomendada para tratamientos de dermatitis, eczemas, psoriasis, erupción cutánea, revitalizante y tonificante de piel sensible y arrugada.

Rosa Mosqueta

La rosa mosqueta es un arbusto Silvestre de ramas delgadas y repletas de espinas, cuyos tallos y ramas están llenos de flores blancas y rosas. Cuando sus pétalos caen, la planta desarrolla un fruto rojizo de forma ovalada, repleto de unas enormes semillas (constituye el 70% de su peso), y será de ellas de las que se extraiga el aceite, considerado hoy día como uno de los regeneradores dérmicos más poderosos que existen.

El aceite de rosa mosqueta regenera y nutre la piel, eliminando visiblemente las arrugas y las cicatrices. Previene y corrige el fotoenvejecimiento y los problemas cutáneos. Regenera y nutre la piel, eliminando visiblemente las arrugas, las cicatrices y las manchas.